“Amor imperativo”

Si sueño sencillo y ahorrado, si canto la mañana, lloro la noche, duermo en musarañas y al día todo ingenio.

Si busco una palabra, un suspiro, un quejido. Si llamo, corro y busco, sueño, peleo y pierdo…
¿por qué vienes tú, acusadora, incesante, perturbando en mis alegrías, absorbiendo mi energía, encauzando una corriente que es solo mía?

¿Por qué etiquetas mis besos, ensombreces mi sentimiento?

Si siento que es puro, si siento que es bueno, si se hace cierto en mi mente y mi corazón cree que es sincero.
¿por qué vienes y dices a quién quiero y a quién no quiero?